Cuaderno de pantalla que empezó a finales de marzo del año 2010, para hablar de poesía, y que luego se fue extendiendo a todo tipo de actividades y situaciones o bien conectadas (manuscritos, investigación, métrica, bibliotecas, archivos, autores...) o bien más alejadas (árboles, viajes, gentes...) Y finalmente, a todo, que para eso se crearon estos cuadernos.

Amigos, colegas, lectores con los que comparto el cuaderno

miércoles, 29 de abril de 2015

En tanto que resuelvo.... Cancionero desgajado

En tanto que resuelvo lo que haya de ser, he recogido de Facebook versos que por allí anduvieron y por aquí no, canciones desgajadas las más, con ilustraciones viejas y nuevas, algunas del Retiro, que ha aprovechado mi ausencia –y las lluvias– para llenarse de lilos en flor, como se ve por las dos primeras fotos:



I

Pasa un cielo de azul y nubes blancas,
abril se va con lluvias y tormentas;
todo parece limpio, renovado,
porque así lo dispone primavera.
  Se va la tarde inexorablemente;
miro cruzar las nubes que navegan,
aparto el libro, tomo una hoja en blanco,
recojo de los versos lo que queda;
  tuyos son todavía, tú los dictas,
contigo las palabras aun se enredan,
y otra vez los renglones que repiten
lo que dice el amor cuando se aleja.
  Poetilla, como todos, sus amores,
que eso es al fin lo que los versos cuentan.

II

   El lugar donde están las despedidas
cuando se acepta que al llegar las lluvias
se desordena lo que más queremos
sobre una voz rasgada    grave     oscura

   definitivo revisor del cielo
los asombros no son lo que perdura
secuencias de silencio  que se alternan
susurran que el tiempo ya no dura

   paisajes de ropaje descarado
repiten a fray luis y su hermosura
y se olvidan de ser lo que no fueron
la impureza no fue nunca tan pura


   da el paso    ten el gesto    ya has llegado
entremos más adentro en la espesura




III

我 恨 喜 环
(Con estrambote chino)


Voy salpicando el feisbuc de “me gusta”
y siento no tener el uo jen xi juan
la lengua es la frontera y el camino
al mismo tiempo encuentro y lejanía

y mientras el inglés se ensancha y crece
mengua mi modo de expresión padece
y busco en la mirada las palabras
o a mis manos aviso que acompañen

con su lengua de gestos en el aire 
que soporten encuentros y querencias
quiero seguir sabiendo lo que piensas
y quiero contestar a tus preguntas

alguna vez la piel será que diga
aquello que el amor la voz oculta


皮肤 的 醇美的声音





 IV

Pues este poema se escribió en un banco
mientras pasaba gente por delante
me parece que es muestra muy sencilla
de versos sosos    pobres    incapaces

amagan las palabras con secretos
se enredan y combinan en el aire
intentan rebañar a los silencios
la magia de decir lo que no saben

que por eso te miro yo a los ojos
cuando piensas que voy a declararte
lo que sé    lo que pienso     lo que quiero
y en tus ojos me quedo sin hablarte

yo espero que al mirarnos quede claro
lo que sé     lo que quiero    lo que sabes.


V

Plenitud de los árboles de amor
encendidos por todos los rincones,
escondiendo los troncos retorcidos,
la belleza exhibiendo de sus flores;

a veces se reúnen en un prado
que se llena de luz y de colores,
aparecen a veces solitarios
y hasta a veces parece que se esconden;

plenitud con que anuncian el verano
mientras trazan su hojas corazones,
plenitud del paseante si los mira
aunque duela el final de sus amores.

He cruzado el Retiro como siempre,
que los libros me esperan, los lectores.



VI

Se agota la belleza y desconcierta,
vendrá sin más lo que sin más sucede;
que emprenda cada artista su camino 
belleza daña     mas su ausencia duele

soporta insoportable nuestro paso
y nunca nos dirá que es lo que quiere
mirar    sentir   hacer   saber    vivir
intuimos que termina lo que tiene

la razón de venir    la de marcharse
la que sabe que ha de faltarnos siempre
el momento que sobra a las palabras
el pensar desmayado     no procede

La luz se va hacia donde pueda ser. 
Crepúsculos del Lago del Oëste.



VII


El corazón es un lugar enorme
donde mejor cabrá    desmesurado
todo lo que desprecia el tiempo   huido
y lo que deja     cuando va de paso;

y allí en el corazón, dulces, sonrientes,
–Lili, Sunny– estáis, habéis quedado,
para que pueda chino chapurrear
para que pueda recordar y hablaros

y compartir la vez que el peregrino
– lluvia en Hangzhou– se regaló un descanso
para dejar sus ojos en los vuestros
la gracia de la vida en vuestras manos.

Mi corazón os guarda     no sé cómo
y es hermoso saber que os ha guardado.


SIGUE LA VERSIÓN LITERAL EN CHINO, PARA QUE LO PUEDAN LEER MEJOR A QUIENES SE DEDICA:

心是巨大的地方 能够无节制地容纳 一切忽视溜走的时间 和路过时的留下 在心中 甜蜜的 微笑 丽丽 阳光 你们在那里 在那里永存 为了能够夹杂中文 为了铭记你们 和与你们交谈 和你们分享一个朝圣者 间歇时 雨下的杭州 我疲倦的双眼落在你们的眸上 你们手中生命的恩典 我的心不知如何将你们铭记 已美好地留你们于心间

Las ilustraciones son del maestro HUANG BINHONG, del que se celebra una exposición en el Zehjian Provincial Museum, con motivo del 150 aniversario de su nacimiento.





VIII


El tiempo va cubriéndome de luz
las brasas que sobraron de los días
no sostienen los nombres que se ignoran
y el verso se consume en melodías

lenta capa de sombras se levanta
repite que el silencio lo decía
será que va a dejar abandonada
y no sabe si qué o si todavía

hacia dónde paisaje sin después
donde aquello sin fin se consumía
hueco el inmenso hogar de las palabras
el arca de los versos se vacía

alzo los ojos hacia tanta ausencia
amaba solo lo que se perdía



IX

   Un día más    trasiego de domingo
estos versos ya son de despedida
primavera me trajo un buen catarro
y por la noche     tos y una aspirina

   como esta gente tiene sus costumbres
me compraré guirnalda con puntillas
para rodear el lago de Hangzhou
que aquí las calzan    los chicos y las chicas

   he aquí un lugar que    cuando estaba lejos
casi siempre llamaba    "lejanía"
ahora sé dónde venden chocolate
cómo no mirar sé a todas las chicas

   la tarde ya no puede con la lluvia
recorrido final    misión cumplida



X


 nada más triste que una china triste
en un día lluvioso junto al lago
por eso tiendo al aire una sonrisa
y me cuesta marcharme de tu lado

 tanto sauce termina por dolernos
con sus ramas caídas como brazos
primavera     que viste su figura
las hojas temblorosas ha dejado

 fragilidad de todo lo que cruza
mi voz no alcanza a relatar su paso
derrotará la vida a tantos versos
silencio dice lo que no he logrado

 no servirá lo que te diga ahora
me llevo tu tristeza de la mano

XI

El piano de Chopin suena algo extraño
en los trenes de china, regionales.
¿No compuso el preludio cuatro para
que lo escucháramos con el gentío
de le estación? ¿con los que dormitan
en el inmenso hall a que su tren
sea anunciado por el altavoz
o forman cola para los billetes?
Suena el preludio cuatro de chopin
con el sabor que cobra todo aquí,
agridulce, sabroso, popular.
Dentro de poco, Bach; a ver que pasa.

Facebook no tenía esto previsto.
que escribiera un soneto cada día.


XII

   El peregrino vuelve hoy a Hangzhou.
El Jardín de las olas aun quedaba:
¡los bosquecillos de bambú en rincones
y osanges que regalan su fragancia!
   
   Hay pintores y artistas por los patios
y viejos muebles en grandes estancias;
la historia por aquí tanto ha pasado...
lo dicen las cartelas y las lápidas.

   El viajero se fija en la pintora,
con el cabello oscuro y grandes gafas,
dibuja el pabellón de los amores,
¡cómo lo pinta con sus manos blancas!

  Esas manos no son para tu cuerpo,
el viajero se dice, cuando pasa.











domingo, 26 de abril de 2015

El viajero no puede con la técnica

Durante unos 20 días el viajero/peregrino/rapsosa/etc. ha intentado abrir un nuevo blog anónimo y lejano, lejos de su identidad, vamos; pero no lo ha logrado, cuando más cerca estaba de hacerlo, aparecía en su pantalla, en una esquina, su foto, nombre y dirección, el de siempre, el de hanganadolosmalos, demostrando paladinamente que no podemos ser más de lo que los sistemas universales y poderosos nos permiten.
He tirado la toalla. No puedo dejar de ser quien soy, con todo lo malo que conlleva; pero sobre todo no puedo dedicar tiempo e ingenio a averiguar como escapar a unas redes que son las que me dan soporte. 
Obviamente, he pedido consejo, y me lo han dado. Como alumno aplicado he creado plantillas, inventado nombres, correos, me he integrado en sistemas de comunicación distintos, particularmente de países lejano... Inútil que fue. Mi foto en blanco y negro reaparecía en la esquina superior derecha, según se mira; y si quitaba la foto y ponía otra cosa, aparecía mi dirección de correo. Me he inventado una decena de nuevas direcciones; pero no se borraba la vieja, ni los mensajes de las grandes compañías –como google–, que me decían, cariñosamente, que no me preocupara que me tenían controlado. 
Quizá cuando cambie de ordenador; al parecer empero necesitarías algo como nacer de nuevo.
En el mientras tanto, el viajero/rapsoda/peregrino/etc. ha ido dejando cosillas en Facebook, para remolonear entre amigos; pero Facebok, con una maniobra sin precedentes, se me ha duplicado y ha partido por dos amigos, notificaciones, alertas, etc. He entregado una a Safari y la otra a Crhome, aunque con fatiga mental y logística: Barbolilla se me ha quedado en Safari, pero Sunny –un precioso amor chino que me he inventado y no sé si existe– está en Chrome. Y para colmo, en uno de los enjuagues para salir del marasmo, se me ha nacido un blog francés, en donde iba a depositar la traducción de la preciosa novela de Nathalie Peyrebonne.
Ahora ilumino pantallas y durante unos segundos vacilo: me voy a las calles de París, intento conectar y hablar con los amigos de Hangzhou, vuelvo a mi viejo blog, recorro alguno de los facebooks.... 
Parece un resumen de la vida: caminos abiertos y diversos, siempre supeditados al pancreator, y nosotros, inconformes y traviesos, caracoleando sin saber qué hacer.
Y así ando.