Cuaderno de pantalla que empezó a finales de marzo del año 2010, para hablar de poesía, y que luego se fue extendiendo a todo tipo de actividades y situaciones o bien conectadas (manuscritos, investigación, métrica, bibliotecas, archivos, autores...) o bien más alejadas (árboles, viajes, gentes...) Y finalmente, a todo, que para eso se crearon estos cuadernos.

Amigos, colegas, lectores con los que comparto el cuaderno

jueves, 30 de junio de 2011

"Si se amortigua la inquietud de ser...."


Lanzarote


Si se amortigua la inquietud de ser
el animal no pide pensamiento,
se deja estar como si fuera todo,
azar que cumple el ciclo de los tiempos;

desciende  hacia las piedras y en las hojas
interviene en las dudas de los vientos,
luego en la orilla de los mares deja
que las olas repitan sus deseos.

Una luna indiscreta se ha posado
a mirarse en la luz de mis recuerdos
y su magia amarilla sobre el mar
al ritmo de la vida me ha devuelto.

Aquella hilera de montañas mansas
volcanes son que han conservado el fuego.


miércoles, 29 de junio de 2011

"Donde termina el sur comienza un viento...."


Lanzarote


Donde termina el sur comienza un viento
cálido, espeso, extraño, atormentado;
la gama de  colores del paisaje
conoce solo el traje de un verano

con plantas cuyo nombre no conozco
–lotos azules, yucas, eonios glaucos–,
las pitas y chumberas y aloes
cubriendo los volcanes apagados.

Lugares donde habitan las ausencias,
a donde nuestra vida no ha llegado
y se siente venir la lejanía
y se sabe que está todo acabado.

La roca negra de este mar distante.
No veo al horizonte ningún barco.





martes, 28 de junio de 2011

Panadera, panadera

Dime qué día libras, panadera,
para que coma entonces el pan duro
de tu ausencia y no pierda la mañana
esperando tu blanca aparición

al mostrador de mis deseos, dime,
que solo quiero que me des tu pan
y ya no sé si el "tu" va con acento
ni por dónde puntuar este soneto. 

Dame tu pan, tu pan, el de centeno,
el candeal, la pistola, el integral,
el de picos, la barra simple, el bollo,
el de mucha corteza, el de sin miga....

que cualquier pan que de tus manos venga
habrá de ser el pan de cada día.

lunes, 27 de junio de 2011

escena de capuchino y mar


Escena de capuchino y mar


Esperando que el sol se ponga estoy
dudando entre admirar el desconcierto
del horizonte o la rotundidad
sin concesiones de quien me ha servido

el capuchino que, cuando anda, duda
hacia qué lado dejará que el cuerpo
ultraje los espacios donde flota;
a mí me hiere, coronada de oro

lento süave dulce relajado,
me sobrecoje su silueta exacta,
cuando deja las sombras perfiladas
e invade y prende de una vez por todas

el mágico lugar donde esta tarde
se han ido a retozar mis viejos sueños.



15-M en la TV francesa


Continúo difundiendo noticias, comentarios, etc. que quizá ayuden a mantener el espíritu crítico del 15-m. Este video me lo envían de Asturias, pero lo está viendo mucha gente y se adereza con otros más luego. Resulta algo poético y enternecedor, pero ¿por qué no?

15-M

Me envían un ¡PÁSALO! que es reiteración de otro anterior y que parece justificado y directo, de manera que, además de pasarlo a varias listas de correo, me hago vocero en el "blog". Ahí va:


España debe bajar su déficit en 9,4 puntos porcentuales en la próxima década, una de las reducciones más drásticas del mundo, según el Fondo Monetario Internacional que además pide un recorte en las prestaciones sanitarias de nuestro país para reducir la deuda.

Ha llegado el momento de coger el toro por los cuernos y recortar primero:

ELIMINAR EL SENADO, ES UNA CÁMARA INÚTIL, DICHO POR LOS MISMOS SENADORES; NORUEGA, SUECIA, DINAMARCA, NO TIENEN SENADO, ALEMANIA SÓLO 100 SENADORES, EE.UU. UN SENADOR POR CADA ESTADO.  LOS GRANDES TEÓRICOS DEL DERECHO INTERNACIONAL Y CONSTITUCIONAL (DUVERGER, JELLINEC, ETC.) OPINAN QUE ES UNA CÁMARA INNECESARIA, PRESCINDIBLE Y QUE ESTÁ EN EXTINCIÓN. ESPAÑOLES: ¿POR QUÉ TENEMOS QUE MANTENER A 260 GANSOS, INÚTILES, UNA CÁMARA ESTÉRIL, VACÍA DE CONTENIDO, YA PASADA DE MODA.
¡¡ FUERA EL SENADO, YA !!  ELIMINÁNDOLO NOS AHORRAREMOS 3.500 MILLONES ¤  CADA AÑO.

ELIMINAR LA PENSIÓN VITALICIA DE TODOS LOS DIPUTADOS, SENADORES Y DEMÁS "PADRES DE LA PATRIA".

REVISAR LOS SUELDOS DE LOS ALCALDES QUE SE PONEN LOS SUELDOS QUE LES DA LA GANA.

CAMBIAR LAS LEYES Y, ADEMÁS DE CÁRCEL PARA LOS LADRONES, OBLIGAR A LOS POLÍTICOS QUE HAN ROBADO Y DEMÁS "ADJUNTOS", A QUE DEVUELVAN EL DINERO A LAS ARCAS DE LAS COMUNIDADES DE DONDE HA SIDO ROBADO. SÓLO ENTONCES SE LES  FACILITARÁ FECHA DE JUICIO Y NUNCA ANTES.
  
Eliminar TODOS los coches oficiales (cosa que se hizo hace 40 años en los Pactos de la Moncloa y funcionó, "no es posible que tengamos más coches oficiales que USA").

Anular TODAS las tarjetas VISA oficiales (que cada uno baile con su pañuelo) y poner en la calle a TODOS los "cargos de confianza" (tenemos funcionarios de sobra para encargarse de esas labores).

TODOS los diplomáticos excepto un embajador y un cónsul en cada país.  ("No es posible que malgastemos en esto más que Alemania y El Reino Unido").

 Con eso, y con rebajar un 30% las partidas 4, 6 y 7 de los PRESUPUESTOS GENERALES DEL ESTADO (adiós "transferencias a sindicatos, partidos políticos, OCEOE, fundaciones opacas y chupópteros varios") se ahorrarían mas de 45.000 millones de Euros, no haría falta tocar las pensiones y los sueldos de los funcionarios. Tampoco haría falta recortar 6.000 millones  de Euros en inversión pública.

   Congelar las pensiones es injusto, es desconocer unos derechos adquiridos, condenar al hambre a muchos de aquellos que merecen nuestro respeto.

Reducir el sueldo de los funcionarios es injusto, es desconocer unos derechos adquiridos de trabajadores muchos de los cuales también merecen nuestro respeto.

¡¡¡CON LA MITAD DEL DINERO QUE SE RECAUDARÍA CON ESTAS MEDIDAS, SE ACABABA LA CRISIS DE CUAJO !!!!

¡¡¡¡¡¡¡ PASALOOOOOOOOOOOOO!!!!!!!!!


domingo, 26 de junio de 2011

Romancillo del tiempo de vacaciones


Va un romancillo
para el verano
de pentasílabos
algo rimados;
pocas palabras,
pues ya nos vamos
de vacaciones,
para el descanso;
vamos de mares,
vamos soñando
con dulces playas
o montes altos,
las ilusiones
debajo el brazo.

Se fue el invierno,
llegó el verano;
así va el tiempo
encadenado:
pasan los días,
pasan los años....
somos nosotros
los que pasamos
y nadie sabe
adónde vamos
nadie retiene
lo que guardamos,
que el tiempo rueda
mientras nos vamos,
que el tiempo esconde
lo que llevamos,
que el tiempo olvida
el dónde, el cuándo
y avanza siempre
sin calendarios,
te da los días
que no has buscado,
traza memorias
que no has guardado,
esconde caras
manda recados
ni va deprisa
ni va despacio
va como va,
de vez en cuando
graba los ojos
que no has mirado
cambia los sueños
que nos cambiaron
guarda canciones
que no has cantado
y no contesta
si preguntado.

Y se termina
lo romanzado:
el viaje espera,
tiempo acabado.








Y ahora, las gafas documentales

Porque mi buen amigo Jaime Moll me ha enviado un correo cariñoso y la noticia de otros aspectos relacionados con las gafas, lentes, antojos, quevedos.... La palabra adecuada en la época era "antojos", desde luego. Lo que Jaime Moll me envía son noticias documentales, que denominan al material para la fabricación de antojos. He aquí su noticia:


AHPM, 2180, fol, 532 recto. Inventario de los libros de la viuda del librero Pedro de la Torre (1608)

[Al final del apartado:] 

LIBROS QUE ESTAN EN CASA EN PAPEL

la erramienta de açer antojos, en doçintos reales....   200

cien bidrieras de beneçia grandes, a dos reales y medio, montan .... 250

cien pares de antojos, a tres reales, montan ..............   300

seis lomos o troncos de suela del friginal, a beinte y cinco reales, monta... 150

cuatro balustres de azero para antojos, a ocho reales, monta ..... 032

diez y ocho pares de antojos de christal de roqua, a ocho reales, monta... 144

doze  bidrieras despejos, a cinco reales, monta .......  060


Quizá puedan casarse essos datos con esta breve introducción histórica, que tomo de http://enebro.pntic.mec.es/~fmag0006/Prism301.html, pero que aderezo con noticias diversas de otros lugares.


Las primeras referencias escritas a la existencia de lentes son bastante antiguas. Un relato histórico afirma que se encontró una lente convergente de cristal de roca entre las ruinas de Nínive. También Aristófanes, en su obra "Las nubes" que se remonta al 423 a.C., cita la existencia de lentes: en la obra Strepsiades planea usar una lente quemadora para enfocar los rayos del Sol en una tableta de cera y así fundir el registro de la deuda de una apuesta.

La primera constancia arqueológica es, sin embargo, posterior. Varias esferas de vidrio y cristal que probablemente fueron usadas para iniciar fuegos han sido encontradas en ruinas romanas y se recuperó una lente plano-convexa entre los restos de Pompeya. El filósofo romano Séneca notó que un globo de vidrio lleno de agua se podía usar con el fin de aumentar. Es ciertamente probable que algunos artesanos romanos hayan podido usar vidrios de aumento para facilitar el trabajo con detalle muy fino.

Los estudios de Óptica se desplazaron al Islam tras la caída del Imperio Romano y hasta la Baja Edad Media no se realizó ninguna contribución de interés desde Europa. Parece que el franciscano Roger Bacon (1215-1294) fue quien inició la idea de utilizar las lentes para corregir la vista e incluso sugirió la posibilidad de combinar lentes para formar un telescopio; también poseía algún conocimiento de la forma en la cual los rayos atraviesan una lente. EN 1267 Bacon escribía: "Si cualquiera examina letras u otros objetos pequeños a través de un medio de cristal o vidrio u otra sustancia transparente, si éste tiene la forma del segmento pequeño de una esfera con su lado convexo dirigido hacia el ojo, el ojo estando en el aire verá las letras mucho mejor y le parecerán aún más grandes."
De la misma época se tiene el reporte de Marco Polo en la corte de Kublai Khan, en donde menciona la utilización de lentes para lectura utilizados en China aparentemente desde el siglo X. Es a Che Hang, carcelero chino, a quien se le atribuye la invención de los Ai-Ti o lentes de cristal de roca. Promotores del uso de estos lentes en Europa fueron Salvino d'Armati y Alesandro di Spina, ambos italianos, en 1299. Es probable que el origen sea artesanal y desconocido. Estas "lentes de vidrio", convexas y luego cóncavas se utilizaban para obtener ampliaciones y para la corrección de la vista. Sin embargo no se detecta hasta el siglo XV el menor intento científico de estudiar su funcionamiento ya que suscitaban una gran desconfianza entre los físicos de la época: eran consideradas artificios que creaban ilusiones y errores en la visión.

Desde el siglo XV empieza a cambiar la situación: se utiliza el espejo cóncavo como microscopio (Giovanni Roncellai, 1523); hacia 1550 F. Maurolico emprendió en Sicilia un estudio sistemático de los prismas, los espejos esféricos y el mecanismo de la visión. El primer tratado sistemático y de gran difusión sobre las lentes se debe al napolitano G. B. della Porta (Magia naturalis, 2ª edición, 1589). En él describe la lente, lens cristallina, los espejos múltiples y la combinación de lentes positivas y negativas. Al parecer diseñó también un anteojo con ocular divergente. En 1590 se fabricó el primer anteojo de este tipo, pero la construcción de instrumentos análogos se desarrolló en Holanda, principalmente a partir de 1604. El 2 de octubre de 1608 Hans Lippershey, un fabricante de anteojos holandés, solicitó una patente para el telescopio refractor.
En 1610 Galileo llamó la atención sobre las posibilidades que ofrecía el anteojo con ocular divergente. De todos es sabido que, utilizándolo para la observación de los cuerpos celestes, pudo contemplar la existencia de manchas solares, de los anillos de Saturno y de satélites girando alrededor de Júpiter. Sin embargo estos resultados fueron discutidos por casi todos los físicos de la época. Incluso Kepler se mostró escéptico en un primer momento, aunque luego admitiera el fundamento de estos sistemas ópticos. En su Dióptrica (1611) desarrolló una Óptica Geométrica de las lentes, del anteojo astronómico de Galileo (con ocular negativo) y del kepleriano (con ocular positivo). El uso de diafragmas que restringían los haces luminosos a los rayos centrales permitió establecer una correspondencia entre punto imagen y punto objeto. A partir de entonces, el desarrollo del anteojo permitió un progreso considerable en Astronomía y Óptica.

En fin terminamos la entrada con el cuadro de San Jerónimo pintado por Domenico Ghirlandaio para la Iglesia de Todos los Santos, en Florencia, hacia 1480.  Los lentes, debajo de su mano derecha.

Berenjenas rellenas


Antes de hacer una exhibición de ensaladas y ensaladillas, que cuadrarán muy bien con los calores de este verano que no ha hecho más que empezar y ya nos ha acorralado, va la de berenjenas, que tiene su qué también de veraniega, quizá por la gracia con que se preparan en todo el Mediterráneo, aunque ya dije que las variantes, a la hora de la verdad, suelen ser pocas –como todo en esta vida–, una vez que se ha decidido si el relleno va de carne, pescado (atún, bacalao, sardinas, nonito....) o verduras (pistos y sus variantes). El cocinero de esta casa nunca las hace de carne, siempre de pescado o de verduras, y casi nunca usa en consecuencia las besameles, que van mejor con la carne.


La receta se hace ahora con dos berenjenas, partidas por la mitad, a las que se les ha quitado el culo y se les ha descarnado, guardando la pulpa aparte, mientras se dora una cebolla con aceite de oliva y se preparan los restantes ingredientes, que son un tomate o un pisto –puede ser de bote–, aceitunas verdes y negras, y el bonito o atún de un guiso, el sobrante por ejemplo.

Cuando la cebolla se ha dorado a fuego lento, se le añade la carne de la berenjena, que empapará todo el aceite y se irá ablandando y dorando, a su vez. Mientras se hace eso se pican las aceitunas (en dos o tres trozos cada una) y se desmiga el bonito para que quede en trocitos. La misión de las aceitunas es dar un poco de salero al relleno. Las cáscaras, vainas o barquillas de las berenjenas vaciadas se deben preparar; hay dos métodos: freírlas (pero se empapan demasiado de aceite) o tenerlas en el horno a 170º durante unos 15 minutos (hasta que se empiecen a dorar).
Finalmente, cuando cebolla y carne de berenjena ya están hechas, se añade el resto del relleno y se le da unas cuantas vueltas para que formen un buen pisto, con bonito en este caso. 
Con ese pisto y la ayuda de una cuchara se rellenan las barquillas, se alisan y se espolvorean con un queso (emental o manchego, los mejores).
En cazuela apropiada se llevan al horno hasta que se el queso se dore.








Fondos quevedianos en la Biblioteca Nacional de Nápoles


Dos perspectivas de la entrada a la BNN, desde el llamado "jardín romántico"
Museo Arqueológico Nacional
El enunciado de esta entradilla es un poco pretencioso, pues la biblioteca posee una enorme riqueza, en su mayor parte todavía sin explorar y yo lo que he hecho ha sido –en unos cuantos viajes cortos– anotar lo más importante. Como no existe un catálogo de manuscritos actualizado, quizá mis notas puedan ayudar al próximo investigador a iniciar la tarea, que yo le aconsejo que vaya cubriendo con ayuda de personas cualificadas, sea bibliotecarios de aquella institución, sea de las universitarias que allí trabajan, particularmente de Encarnación Sánchez –profesora de la universidad de Nápoles– y de su equipo de investigadores.
Interior de la Escuela de Bellas Artes
Los viejos catálogos de manuscritos, que yo he podido consultar, contienen una información impagable, pero hay que recorrerlos de modo artesanal –aunque tienen índices, también artesanales– y en muchos casos la información que suministran se ha quedado anticuada; por ejemplo, dan como inédita y desconocida una obra manuscrita de Campanella (el ms. XI.E.23, Monarchia di Spagna; p. 251 del cat., "es a credere inedito"), publicado hasta en sus ediciones de OC; claro que ya no he visto si este manuscrito se ha manejado y situado como fuente). 

Los catálogos que se enumeran ocasionalmente en mi listado no agotan el tema, son sencillamente algunos de los que he ido encontrando, así el primero de ellos:
Carlo PADIGLIONE, La Biblioteca del Museo Nazionale nella certosa di S. Martino in Napoli..., Napoli, 1876.

Patio del Conservatorio de música
Todas las referencias son a manuscritos; recuerdo que en entrada anterior he dado noticia del expurgo y noticia de impresos que ya están haciendo los investigadores napolitanos, dirigidos precisamente por Encarnación Sánchez.

ð ACADEMIAS. Regole dell´Accademia degli oziosi..., ms. Bran- V, D. 14 
ð Arme di alcune famiglie napolitanae..., Bran., III, 6, 16.
ð AVVISI DI PARNASO. Raguaglio... sopro el movimiento dell´armi di Spagna contra el Duca di Nivers. Bran.-, V-E, 3.
ð  BARONIO, Cardenal. La polémica del Cardenal Baronio y el Cardenal Columna, en la obra del primero Tractatus de Monarchia Siciliae..., Parigi, 1609. Autentífica con su firma la carta el propio Cardenal Baronio en el el ms. l, 105. Y véase Epistola ad Regem Hispaniae, Bran.- IV, B, 13.
ð BONA, Obispo de. Copia de una carta [que] vino del Obispo de Gaeta para don Juan de la Sal, Obispo de Bona... 26 de junio de 1620... sobre la marcha del Duque de Osuna. Branc.-, 1, 113 (325).
ð CAMPANELLA, T. Discorsi a Principi d´Italia che... non debbano contradire alle Monarchia di Spagna..., Bran.-II, A, 20 (y el mismo, en español: Bran.- II, F, 5).   
Entrada y escalera al Palacio Real (la BNN forma parte del conjunto)
ð CARAFA, Decio: Relatione d´alcue cose della vita di... Card. Carrafa..., Bran.-II, C, 1.

ð CASTALDO, padre Andrés. Una de las eminencias del Nápoles virreinal, con una importante obra sobre la historia de la ciudad, era “preposito della chiesa di San Paolo Maggiore di Napoli”, y se corresponde con Osuna (ms. N 356-7 y N 160), que derivaría las cartas a Quevedo. Véanse unos Annali di Napoli en Bran.- 1, E, 9.
ð CATALUÑA: Relatione di Spagna fatta da un ambasciatore per Venetia in Madrid dal principio del regno di Filippo IV alla ribellione di Catalogna..., Bran. IV, B, 11
ð CERIMONIE. Avvertenze e formole relative al cerimoniale specialmente in Napoli al tempo degli spagnoli. Bran.- III, D.6
Detalle de la puerta del Castillo (Castil-Nuovo)

ð CERVANTES. Vita di Michele Cervantes. Bran.- III, A, 2.   
ð CUEVA, Alfonso de la: Relatione delle cose di Venetia... 1621. Bran.- IV.A.1
ð FETNIO, Horatio: Conatus initis Petri Gironis Osunae Ducis en a Regimine neapolitanae regni amoveretur..., Branc.- III, C. 14.
ð GIUSTINIANO, Benedetto. Lettera de 7 de marzo de 1614 relativa all´astrologia giudiziaria..., Bran.- V-D-14
ð Guerra tra Spagna e Savoja nel 1617. Bran.-IV.E.7
ð MESSINA. Copia d´una lettera della Beata Virgine scritta ai messinesi..., Bran., III,D, 6.
ð PAGANO, Valerio: Compromesso in nome di Parecchi nobili contra el Duca Ossuna..., carta en 2 f., Branc.-, 1, 112 (284).

ð PARLAMENTO GENERALE... Los originales ocupan siete vols. ms. de la Biblioteca. Bran.- 5-B, 4-9. Los más numerosos entre los que conciernen a Quevedo se encuentran en el vol. 7. Uno de los electos anteriores para llevar el donativo había sido el Príncipe de Esquilache. El Parlamento venía suplicando que los donativos sia l´imbasadore che l´ha d´apresentare a su M. cavaliero della piazze napolitanae,  lo que discutieron los estamentos populares para que fuera “ciudadano” y no solo “caballero”. 
El vol. 6º narra la entrada oficial del Duque de Osuna (f. 162v) el 21 de agosto de 1616. El 22, lunes, tedeum en el arzobispado. El vol. 7 (f. 147 y ss.) recoge el Parlamento extraordinario, el 4 de agosto de 1621, reunido por el Cardenal Zapata “per un servicio di 13000 docati fatto dal Baronaggio alla maestá del Re Filippo 4º, N.S.” Aunque casi siempre se decía que era en el lugar acostumbrado, a veces se señala que re reunían: “Il lunedi 3 di maggio anticipando un poco l’hora si ragunarono i ss. eleti in San Lorenzo... (f. 113v) El relevo del Cardenal Borja por el Cardenal Zapata se recoge en 132-4, el 25 de octubre de 1620. Las cuatro cartas que he recuperado de Quevedo son de 2 de 1617 y 1618, en Madrid. Su historia es bastante confusa, pues se trata de las cartas que Bustamante citaba en su Historia (en el vol. de Espasa-Calpe de la vieja Historia de España que dirigía Menéndez Pidal), y que luego, al parecer, publicó en un opúsculo (Santiago de Compostela, 1934) que yo no he visto y en el que se apoyó Astrana para copiarlas, como inéditas. Astrana nunca vio estas cartas; y yo las había buscado infructuosamente, porque los archivos que citaba Bustamante –eso me decían– se habían destruido durante la segunda guerra mundial. Curiosamente la fuente de Bustamante no son las Actas de este Parlamento, en donde tienen el carácter de originales, desde luego. En este mismo blog publicaremos los originales y su transcripción fiel (que es bastante difícil) para dar por asentado y establecido definitivamente el problema.
Cartuja de San Martín
ð Relazione di Spagna..., Bran. IV-B-13.

ð Relazione di Spagna... [en español], Bran.- IV-b-19. Otras relaciones interesantes en XI.1.6 (p. 287 del cat.)
ð Relación... dinero... galeras..., Bran.-II, C.5
ð SAL, Juan de la....V. BONA, Obispo de
ð TARSIA, Antonio de: De S Joannis Baptistae humanae salutis Prodomi Laudibus oratio Panegirica... Se trata del original del panegírico, publicado en Nápoles en 1643. Ref. 367 del Cat.
ð TURCOS. III, D, 6 // III-a 10// 1, E, 4// II, F, 2// II, a, 10// III, A, 2// VII, B, 13// II, A, 17//,  etc.
El Vesubio desde San Telmo, en primer plano, La Cartuja de San Martín
Viglieti del Duca agli Eletti.... risposta.... 1617-1620; en donde también se habla sin tapujos de la sublevación intentadas por el duque de Osuna a la llegada del Cardenal Borja.
ð ZAZZERA. Giornali..., Bran.-VI, A, 13.

Nápoles desde el castillo de San Telmo
Manuscritos de varios
ð En el ms. XI.B.31, de papeles varios, además de varias cartas procedentes de Madrid de 1644, que no he podido ver todavía, la copia del memorial que por parte del Duque de Osuna se dio a su majestad en Lisboa a 12 de julio de 1619, sobre el tiempo que gobernó en Sicilia (f. 490-5 y 496-505).
ð En el ms. xi.A.22 Cartas de Felipe II, 20 cartas, a virreyes, nobles y demás entre 1560 y 1596. ¿Alguien las ha controlado?
Almenas y cañones en Castil.Nuovo
Para que la entrada no resulte tan árida, la he adornado con algunas fotos inéditas de Nápoles, en donde "inéditas" quiere decir tomadas por mí y no empleadas en ninguna otra ocasión.



sábado, 25 de junio de 2011

Las gafas de los emblemas

Completando la sugerencia de una de las lectoras del blog (¡gracias, Julia!) añado dos emblemas centrados en lentes, el de las Empresas morales de Juan de Borja (Praga, 1581; y Bruselas, 1680, con el añadido de una segunda parte), en donde el emblema sobre los "antojos" va en la primera parte.
Que así me lo ha señalado Julia, y así dice el prólogo:

Y la colección de, Emblemas morales  (1610), de Sebastián de Covarrubias Orozco.



Preceden dos portadas: la de de la edición española de los emblemas de Alciato (1549); y la de las Emblemas moralizadas (1599) de Hernando de Soto. "Emblemas" era femenino, claro.

Análisis métrico de una poesía actual

Son ya casi una quincena las entradillas sobre métrica de este "blog"; creo que merece la pena que hagamos ahora el ejercicio contrario, el que va desde el poema a la teoría, y que lo hagamos desde la poesía actual, sobre todo cuando no se acomoda a las pautas habidas como tradicionales.

He elegido el primer poema del último libro de Juan Gelman El emperrado corazón amora  (2011), que copio con las mínimas indicaciones del silabeo y el ritmo, como usualmente:
      

 La SITUACIÓN

9     En la intemperie de dos cuerpos                                    4.8
8     se sabe haber lo que no                                                2.4.7
11   se puede haber y el tiempo y la memoria                       2.4.6.10
13   tejen una belleza diferente. Lento                                 (7+6)
9     es el abismo donde se hunden                                      1.4.8
10   las asambleas del odio y todo                                        4.7.9
7     es un pedazo, menos                                                   1.4.6
8     el aire absuelto por vos                                                2.4.7
14   La cosa obrada es imperfecta y el vacío                         (6+8)
10   entre las dos verdades parece                                       4.6.9
9     un manantial de aguas henchidas                                 4.(5).8
11   que produce todas las cosas menos                               3.5.8
10   un ojo más perfecto que el sol                                      2.6.9
6     cuando te dora. Es                                                       4.5
10   la libertad que hacés y no cesa                                     4.6.9
9     la palabra que no se esconde en                                   3.5.8
10   el banquete de la razón donde                                      3.(7).8
10   alimañas, sierpes, otras bestias                                    3.5.7.9
9     comen reflejos de las lenguas.                                      1.4.8

Diecinueve versos que se suceden, en serie, sin ningún tipo de organización aparente –es decir: en disposición libre–en los que no aparece, al mismo tiempo, haber ninguna otra selección en razón de su extensión silábica ni de su ritmo acentual. Es lo que, en rigor, deberíamos llamar "verso libre": los versos sus características y su organización obedecen, probablemente, a otras razones: el creador los ha forjado para que se acomoden a su deseo expresivo –esa razón es válida también para los patrones clásicos–, con independencia de que su forma sea la tradicional o no, el único rasgo formal que ha conservado es precisamente el de "verso", su acabamiento (gráfico o sonoro) como secuencia en un momento que puede no coincidir con el final de oración o una de sus partes, o con el final de la línea (cuando escrito).
Los versos de la serie van de los hexasílabos a los alejandrinos, unas medidas que, sin embargo, sí que se encuentran entre las más usuales de la poesía moderna; aunque aquí predominen los eneasílabos (cinco) y los decasílabos (6), más artísticos, frente a los heptasílabos (uno), los octosílabos (dos) y los endecasílabos (dos). Lo más parecido entre las formas métricas consagradas sería un madrigal o una estancia; pero con otros tipos de versos y casi siempre relacionándolos mediante la rima.
La pregunta de si todo esto ha sido cuestión de azar o premeditación del artífice se puede ir contestando del siguiente modo: probablemente el autor no ha ido seleccionando minuciosamente que el verso final sea un eneasílabo o que el poema se abra con un verso de esa medida seguido de un octosílabo, etc.; pero sí que ha seleccionado no preocuparse de la naturaleza, forma y sucesión de los versos, para ocuparse reflexivamente de otros aspectos –tema, lengua, voz...– que son los que han conducido al "verso libre", ya que eso, insisto, es lo que significa esa definición.
Tal situación se corrobora cuando se acude al otro lugar normal en los análisis métricos: el del ritmo de los versos. Todos los versos podrían servirnos para el análisis, pero el más adecuado –por su complejidad y extensión– es el endecasílabo. Y en los dos que aparecen se ejemplifica lo que hemos dicho antes:

El tercer verso
11   se puede haber y el tiempo y la memoria                       2.4.6.10

es un prototipo de endecasílabo heroico pleno, con su ritmo bien señalado, lo mismo nos lo hubiéramos podido encontrar en Garcilaso que en Machado. En tanto que el otro:

11   que produce todas las cosas menos                               3.5.8.10

no lo encontraríamos nunca en los lugares de la poesía clásica, ni tampoco lo emplearía un artifice que no escribiera verso libre; de hecho, ese acento en quinta sonaría mejor en una serie de dodecasílabos, como en algún momento vio Rubén Daró; pero eso nos llevaría lejos ahora. Lo importante es que a Gelman no le ha importado engastar entre sus versos formas rítmicas no tradicionales. Lo mismo ocurre con los restantes versos.
La pregunta es: si el artífice ha desdeñado los rasgos métricos tradicionales, hasta el punto de incurrir en tipos y mezclas desconocidos, y además ha desechado la rima, ¿qué valor tiene el escribir en verso?, ¿qué ha conservado en su poesía que diferencie su lenguaje del de la prosa? Y la respuesta vuelve a ser, al tiempo que sencilla, la misma que ya hemos adelantado: solo le interesa conservar la esencia o base misma del lenguaje artístico de este tipo: el verso y las calidades que pudiera mantener el verso se encomiendan a su correcta lectura y comprensión.
Curiosamente quienes frecuentan el verso libre suelen solicitar una atenta lectura –incluyendo la lectura en voz alta– de sus versos, que deben realzar su figura en ese acto, sabedores como son, desde luego, que ese es el único rasgo (y el del lenguaje artístico y las figuras, ya lo veremos) que distingue  verso de prosa.

[La ilustración que cierra la entrada reproduce un cuadro de Javier Tacón, y me sirve para celebrar el verano que llega y sus primeros calores]
Javier Tacón

                                              

viernes, 24 de junio de 2011

El manuscrito 108 de la Biblioteca Menéndez Pelayo de Santander



Manuscrito que siempre ha resultado tan complejo como misterioso, aun cuando bien claro consta el nombre de los poseedores y compiladores. La guinda sobre su contenido y su valor la terminó de poner Robert Jammes, el gongorista de mayor prestigio, sin duda, en una de sus últimas publicaciones: la edición de las Soledades en la editorial Castalia. Allí sospecha que los poemas que en ese manuscrito aparecen versificando la enemiga entre Góngora y Quevedo pudieran no ser auténticos, pudieran ser apócrifos.


La autenticidad del corpus copiado en este famoso manuscrito, sin embargo, y también muy recientemente, se ha visto reforzada por la aparición de otros manuscritos que refrendan las atribuciones de otras series que solo contaban con el testimonio del santanderino, particularmente las versiones de los epigramas de Marcial y toda una serie de versos procaces. En ese sentido, muy importante ha sido la noticia que publicó después Fernando Plata, a partir de un manuscrito de la Biblioteca de Bartolomé March. Ni que decir tiene que este tipo de testimonios seguirán apareciendo en la medida que se vayan conociendo –si eso se hace– los fondos de otras bibliotecas.
Por mi parte he iniciado el periplo para estudiar unos y otros, en primer lugar desde el punto de vista "codicológico" (no me gusta emplear el término códice para manuscritos modernos, los que acompañan a la imprenta).


El ms. 108, que lleva tejuelo 139 (y olim, que no identifico, R-i-9-27; e: 108; M-139), es un códice unitario, bien formado, con encuadernación moderna en pasta española (¿del s. XIX?) y sellos de la propia biblioteca. La portada ha de ser clave, pues “es de la librería de Ambrosio de la Cuesta y Saavedra”, cuyo rastreo histórico hay que seguir. Quien lo formó no lo hizo al azar sino juntando obras, poemas o grupos de poemas, es decir, que hubo de tener a mano el corpus poético anterior de Quevedo, o hubo de irlo reuniendo, seleccionando o lo que reunía o lo que copiaba. No está formado al azar. Se distinguen, de esa manera, las siguientes partes, a veces corroboradas por la vieja numeración –subsumida en una moderna a lápiz–:

Cómo ha de ser el privado. Comedia famossa. de don Francisco de Quevedo y Villegas... (f. 1-70v). Fuente única de esta obra.
Bien aya quien a los suyos parece. Comedia de don Luis Cernúsculo de Guzmán (71-137). Lleva un colofón: “Acabose en Toledo a 24 días del mes de  abril de mill seiscientos y veytntydos años” (Con firma y rúbrica).
Una hoja en blanco.
Pero Márques de Escamilla. Representación española, por d. Francisco de Quevedo Villegas, señor de la villa de Juan Abad. Se pierde la numeración corrida anterior (que terminaba en el f. 137), aunque sigue la misma letra, el mismo sistema de copia y el mismo cuidado. Lamentablemente alguien ha arrancado una hoja después del folio numerado –modernamente, a lápiz– con 147.  El reclamo, sin embargo, es correcto, por lo que hemos de pensar que no contenía texto. Una interesantísima nota final señala que está copiado de un borrador con mala letra, un autógrafo, cuyo “original tiene don Diego Arroyo y Figueroa, mi amigo” (f. 148).
[Sigue] Fragmento que de letra del autor estaba escripto en el reverso de una carta.... (f. 148v-149).
Después del f. 149v en blanco comienza la colección de Epigramas de Velaurensi Francés a los retratos que hizo Melozoque Ferrariense. Traducidos en castellano. Una nota marginal de la misma letra dice: “Son anagramas los nombres”. Esta colección, de la misma letra, formaba cuadernillo aparte, como indica la numeración antigua que se conserva, desde el f. 1,  y se trata notablemente de poesías originales (epitafios, madrigales.... hasta llegar a una colección de sonetos, de los hoy llamados satíricos). Es al final del f. 9v (moderno 158v) cuando añade nota en la que duda sobre la autoría de un poema; vuelve luego a los sonetos satíricos, romances y otros poemas. Sin perder la vieja numeración (que ya va por el f. 16v, nueva 165), el f. 17 comienza:
Serie de poemas “Contra don Luis de Góngora y su poesía....”, que así se encabeza el primero de ellos. Es notable que incluye la “Aguja de navegar cultos” (lo que nos da una fecha: 1629-1631 límite) y que inserta también (a partir del f. 24 diatribas del propio Góngora contra Quevedo, lo que permite entender el conjunto y sobre todo la sátira de Quevedo). Como en el f. 29v (=178v) se añade la observación de que “entre las obras de don Luis de Góngora andan impresas....” ya tenemos un nuevo dato sobre la formación de esta colección. El enfrentamiento poético se da por terminado en f. 33 (= 182) y constituye un corpus cerrado y coherente, en el que no se observan estridencias mayores.
En f. 33v (=183v) reaparece la colección de poemas satíricos de Quevedo, con textos muchas veces únicos (“Puto es el hombre que de putas fía....”, “Cuando tu madre te parió cornudo....”) y en tercer lugar la sátira contra Juan Ruiz de Alarcón (“Corcobilla”). Sigue el romance “A los moros por dinero....” y una impresionante colección de poemas satíricos, siempre con la vieja numeración corrida, hasta el f. 48 (= 197), en donde empiezan
Traducciones de Marcial.... Esta sección manifiesta cierto cuidado mayor en el copista y en la trasmisión de los textos, con epígrafes latinos, cortes métricos no tradicionales, separación cuidada, etc.  Termina a mitad del f. 68 (=217), en donde detrás del correspondiente filete añade:
Epithaphio a Rodrigo Calderón... redondillas. Y dos romances, “Beneficiado en falsete...” y “...pareciéronme mugeres....”, después de los cuales termina el manuscrito y la segunda numeración.
La escritura comienza por ser muy cuidadosa, con capitales coloreadas de rojo, reclamos, filetes y rúbrica de fin de página. Se desvanece en algunos lugares, particularmente en la sección de epigramas y contiene pequeñas manchas de humedad, con algunas perforaciones que no dañan al texto. 
Es notable que el recopilador nos ha conservado obras auténticas de Quevedo en copia única; y es notable que las que tienen otras fuentes son también de Quevedo. Estos dos suelen ser signos inequívocos de la autoridad de un manuscrito. Lo que se acrecienta con que cuando duda sobre un texto lo señala.

La copia se ha hecho en dos veces seguidas, o como mucho en tres, correspondiendo a las dos numeraciones más a la falta de numeración de otra sección. En la primera copia se reprodujeron las obras teatrales; en la segunda, las poesías. Las hojas sin foliar ni numerar corresponden  a fragmentos poéticos de carácter dramático: hasta eso tiene senido en el lugar que ocupa (138-149v). El resto, la segunda numeración, recoge un corpus poético bastante armónico, en el que se han distinguido, por lo general mejor que en la mayoría de los códices de la época, temas o colecciones integradas (polémica con Góngora, epigramas de Marcial, epigramas satíricos, colección de sonetos....).

La fecha de la copia. La mayoría de los pocos datos que por ahora tenemos, los que saltan a flor de vista, sitúan la copia de la colección hacia la segunda mitad del siglo XVII; incluso algunos más sutiles, como cierta distancia ya con respecto al autor, al que se concede la autoridad de un solo manuscrito, con portada. Y particularmente que se antologuen poesías y se diga que son “fragmentos no impresos”; es decir, que se haya consultado la edición de El Parnaso.... y quizá, quizá incluso la de Tres Musas. El copista y su amigo, que tenía borradores de Quevedo, han cotejado lo que ellos se conservaba, o habían copiado o reunido con lo que se había publicado. Es evidente que un estudio codicológico más riguroso, que no se ha hecho, nos va a dar la fecha exacta de su copia, tanto por las imágenes grabadas que se ha utilizado en la portada, como por los dos nombres de poseedores que aparecen.

La autoría de los textos. Ya hemos señalado que los índices de autoría son todos muy altos: garantía de todo el códice cuando coinciden los textos con otras fuentes; garantía de otros parámetros cuando se trata de copia única (nadie ha dudado sobre la autoría de Pedro Vázquez de Escamilla, por ejemplo); confesión del copista de duda cuando copia algún texto.

Seguirá.