HAN GANADO LOS MALOS

Cuaderno de pantalla que empezó a finales de marzo del año 2010, para hablar de poesía, y que luego se fue extendiendo a todo tipo de actividades y situaciones o bien conectadas (manuscritos, investigación, métrica, bibliotecas, archivos, autores...) o bien más alejadas (árboles, viajes, gentes...) Y finalmente, a todo, que para eso se crearon estos cuadernos.

Amigos, colegas, lectores con los que comparto el cuaderno

miércoles, 23 de mayo de 2018

China en Granada

No hay que preocuparse....


Porque en la deliciosa travesía de la calle Bravo Murillo, además de pararme en todas las tiendas de frutas de los indios, en las casas de masajes de los chinos, en los bares de los peruanos, etc. he encontrado que puedo resolver todo tipo de problemas con los africanos (creo que son senegaleses, pero no estoy seguro),  que protegen "contra todo tipo de males", incluyendo los del amor, la salud, el dinero...., con cosas tan curiosas como lograr que la "pareja vuelva inmediatamente". Menos mal que hay gente que se ocupa de la felicidad ajena.


Para ir haciendo boca, supongo que son algunos anuncios de los hoteles de la zona, en donde se lee "eche una siesta de hasta tres horas por 30 euros". Una siesta de tres horas (con baño completo), para el que no puede ser presidente de la comunidad de Madrid, y dormir o hacer lo mismo en lejas tierras y hoteles de siete estrellas.
Paso por delante del anuncio de la siesta, me tomo unas empanadillas argentinas en el mercado de Maravillas y me da el "maestro Casama" su receta de felicidad. El mundo está bien hecho.
Y esas estupendas escuelas republicanas, rescatadas por Barranco, el alcalde de Madrid, qué modelo para los gerifaltes del PP que se dedicaron a llevar niños a barracones. Hay varias, otra en la C/ Lope de Rueda: se las distingue por la amplitud de los espacios y las ventanas, la  nobleza de los materiales empleados, siempre con jardín.... También se rescató, en este barrio, la Junta Municipal del barrio, uno de los edificios más relumbrantes y dignos de la calle Bravo Murillo.... y también republicano.




miércoles, 16 de mayo de 2018

Nueva publicación de Clásicos Hispánicos


Acabamos de terminar el proceso filológico y el diseña bibliográfico de un nuevo número de Clásicos Hispánicos, el 90, que recoge una generosa antología de Bartolomé Cairasco de Figueroa (+1610), a veces escrito Cayrasco de Figueroa, en edición de José García Linares. La obra antologada es Templo Militante, un poético flos sanctorum de finales del siglo XVI, en donde se encuentra, por ejemplo, un largo pasaje con la historia y descripción de las Islas Canarias. La cubierta, con la iglesia militante. Las imágenes que terminan, son de otras imágenes consideradas para la cubierta. Al final, bosque y tronco de laurisilvas en la Selva de Doramas (Gran Canaria). 





jueves, 10 de mayo de 2018

Primavera, otra vez, el Retiro....


Con las muchas lluvias, que se han alargado hasta hace poco –y aun–, el Retiro ha escondido sus heridas –hay centenares de árboles desmochados, cortados, podados....– y se ha vestido de frescura y flor. Pasearlo ahora es una delicia. El viajero va como loco descubriendo las flores de la paulonia, la robinia, el magnolio (ya algo ajadas), los pináculos de los castaños que llenan todo, los tapices florales entre almendros, incluso algunos rosales.... que son los que abren esta entrada, aunque a la Rosaleda le falta todavía mucho sol.


De algunas sé que durarán poco, como es el caso de las dos o tres paulonias en las puertas del este, de las robinias.... o que transformarán su grito inicial, del amarillo al verde las forsitias; de los troncos a la alfombra los querquis o árboles del amor. Así, en el campo de almendros ya no queda nada, sin embargo cuajan las almendras; pero el suelo se ha llenado de avenidas con florecillas silvestres de mil colores.


Hasta he tomado fotos de uno de los pocos castaños rosados que alberga el Retiro, que además son pequeños. En cuanto pierdan la flor, pasarán desapercibidos.




Paseos y paseos.... que he terminado camino del sauzgatillo, ya saben, el arbolillo –¿será ejemplar único?– con el que uno puede vigilar sus apetencias sexuales, y que antaño fue cosa de monjas o de mujeres de "mal vivir", con efectos contrarios, dicen. Anda todavía encogido por el invierno, sin atreverse a nada. Vaya. Hace algunos años que le pusieron un cartel, y alguna vez he visto alguna pareja tendida debajo, sin saber muy bien a lo que arriesgaban.

Para que no se piense que termino de modo escabroso, ahí van unos cuantos paseos más, para terminar con la hermosa y complicada flor de un castaño, que en estos momentos es la que domina en el Retiro.
Voy camino de la exposición de Pessoa.... que va a tener que esperar un poco, no mucho, en el CNARS, pues es el último día.





miércoles, 9 de mayo de 2018

Pessoa en el Centro Reina Sofía (Madrid)

Último día para "ver" a Pessoa; es raro lo de "ver" a Pessoa en un museo; aunque las exposiciones ahora peregrinan de un lado a otro, y uno no puede organizar muy bien la distribución del arte: hace poco, estas navidades, vi a Mucha en Guangzhou (China),  después de haberlo visto en el Palacio Gaviria de Madrid; ¿y cuántos Transiberianos de Delaunay habrá repartidos? Los he visto un poco por todos lados, hasta el CNARS tiene al menos uno....., por cierto anunció algún tipo de exposición en torno a ese rollo o cuadro y luego se evaporó aquello. En París, en Tolbiac, me prohibieron ver "el original" y me sacaron un facsímil. ¿Cuál será el original?

Amadeo de Souza-Cardoso:  Cançao d'Açude- Poema em Cor (1913)
Es raro "ver" a Pessoa, a no ser que se mire el espléndido retrato tardío, de José de Almada Negreiros, que preside la exposición. Pronto se da uno cuenta de que abundan las vitrinas con sus publicaciones –dispersas–, que se llenan las salas con la obra de sus amigos artistas (Amadeo de Souza Cardoso, Julio dos Reis....) y con la frecuencia de textos emblemáticos de Pessoa colocados entre cuadros. Lo más interesante resulta, y creo que era la finalidad, lo de vocear el auge de la vanguardia artística durante las primeras décadas del siglo XX en Portugal. De manera que el paseante se pierde entre revistas, hojas, cuadros.... escuchando la música de Stravinsky al fondo y contemplando las conexiones, sobre todo con las vanguardias francesas: hay una sala entera ocupada por los hermanos Delaunay. El contacto español es curiosamente muchísimo más débil, casi inapreciable, aunque alguna referencia hay a Gómez de la Serna.

La Teertulia del Pombo (1929)
Sonia Delaunay, Cantante flamenco (1915)
La otra referencia importante, la de Pessoa, siempre me ha llamado la atención ese poder ordenador de la mente de FP, que allá a donde acuda echa una red clarificadora de pensamiento: uno, dos, tres.... e intenta convertir toda la realidad (esto es: el arte, la inspiración, la tarea del artista, etc.) en una una especie de papel cuadriculado asequible para la inteligencia humana. Espero que se puedan leer los dos textos que he copiado, en este sentido.

Amadeo de Souza Cardoso, sin título (1913)
Robert Delaunay, Portuguesa (1916)
La tarea es inútil, pero es hermosa, y sirve para leer su obra –y otras muchas– con la perspectiva de quien piensa que puede controlar la actividad humana y la peculiaridad del arte, aunque uno de sus principios sea precisamente ese: el arte es libre y la inspiración también.

Amadeo de Souza-Cardoso,  La chalupa (1914-15)


domingo, 6 de mayo de 2018

Satie en el quince, camino de la Gran Viá


meditaba Satie      con sus silencios
si callaba el pïano         o si armonía
si era mejor     romanticismo puro
o si vagar    por la melancolía

y esto         en la primavera rigurosa
en el quince     subiendo la Gran Vía
con los ojos   clavados en un pecho
que     a veces     de su blusa    se salía

y este intelectüal     venido a menos
entre música      invierno    y celosía
buscaba     a duras penas     argumentos
para    esta vez       no ser    como quería

“–¿le gusta Satie      dama de la blusa?
le ofrezco    compartir su compañía”








martes, 1 de mayo de 2018