HAN GANADO LOS MALOS

Cuaderno de pantalla que empezó a finales de marzo del año 2010, para hablar de poesía, y que luego se fue extendiendo a todo tipo de actividades y situaciones o bien conectadas (manuscritos, investigación, métrica, bibliotecas, archivos, autores...) o bien más alejadas (árboles, viajes, gentes...) Y finalmente, a todo, que para eso se crearon estos cuadernos.

Amigos, colegas, lectores con los que comparto el cuaderno

miércoles, 20 de septiembre de 2017

Homenaje a Juan Carlos Rodríguez

martes, 19 de septiembre de 2017

Hacia el otoño


todos los lunes voy por el Retiro
esta vez      el otoño      se ha asomado
entre los árboles      la luz más débil
entre las hojas       verdes y dorados

la verdad es que     no me cansa verlo
lo que sigue   lo nuevo    lo cambiado
sentir   oler   mirar          luego los libros
desde dentro pensar     lo que ha pasado

con la costumbre a cuestas     cada lunes
todo resulta nuevo    sin embargo
recorrer el camino   como siempre
borrajear estos      versos en un banco

más tarde    reposar     el día entero
a los versos volver         y aderezarlos








miércoles, 13 de septiembre de 2017

Flores silvestres en Mongolia interior


Todavía el campo andaba en floración, aunque dominaban las estepas y las llanuras con plantaciones, por lo general recogidas, de cereal o arbustos (colza). Entre todo, de vez en cuando la sempiterna flor silvestre que asoma su cabeza blanca o de color para respirar la disfrutar de la fugacidad de su corta vida: muchas veces semejantes a las flores silvestres de todos lados: apariencia de margaritas, de amapolas (que suelen ser amarillas), agrupaciones caprichosas en forma de pájarillos....  Todo va, con algunas de las imágenes de los fotógrafos.

 


Antes de llegar a la frontera rusa:


sábado, 9 de septiembre de 2017

Harbin (China)

Pongo la ubicación (China) después del nombre de la ciudad, aunque por su volumen (unos nueve millones de personas) y algunas de sus características –uno de los grandes centros tecnológicos de China, incluyendo sus universidades– entre las cuales su historia –es la capital de Manchuria, la sede del último "imperio" japonés, rescatada por rusos y mongoles– y su conglomerado humano y cultural debería conocerse mejor en el mundo occidental. Al hostal en donde me he alojado llegó, sin embargo, una pareja de jóvenes valencianos, dispuestos a vivir lejos, deduje, su romance. Pocos occidentales he visto, entre ellos algún norteamericano enamorado de aquel lugar; pero apenas he podido calibrar su vida.... poco tiempo para mucha gente y mucho espacio. 


La humedad es enorme, y no me lo explicaba, pues está muy lejos del mar y a una altura como la de Madrid –algo más de los 600 m.– A vuelo de pájaro, en avión, se descubre sin embargo una extensa red de ríos y lagunas, he leído que más de mil ríos la atraviesan. A uno de ellos, el Songhua, hemos acudido un par de veces, porque ha estrenado no hace mucho un kilométrico paseo lateral convertido en precioso y cuidado jardín, que en mucho momentos se espacia en playa artificial. Unos centenarios eucaliptos delatan lo que hubo de ser la parte más vieja, en donde ahora hay un teleférico, un puerto con barcas de pescadores y otro para turistas, con barcazas que recorren el río entre dos puentes, con autopista como sombrero. El sol se acuesta al otro lado y produce la sempiterna emoción de lo que se va, las hogueras del poniente.

He comenzado ilustrando la entrada con música y salchichas. No es baladí. El culto al coche de alta gama compite con el culto a la salchicha a la música.... y a todos los productos rusos, que han dejado una estela evidente en la población, incluyendo la cantidad de gente – creo que mayor– que hablan ruso o no sé muy bien si una jerga ruso-china.


La música es mayoritariamente de grupos rusos, tanto la clásica como la actual, y tiene –como se verá– sus representaciones escultóricas, sus bailes en la plaza y un próspero comercio de productos rusos, entre los cuales.... los chocolates, algunos de la marca "putín" (su efigie está en el envoltorio).


La población es adicta a otras varias cosas, entre las cuales unos deliciosos "polos" o "helados" de palo, normalmente de leche, con variantes que granulan pasas, chocolates, etc. Cuestan cinco yuanes (unos 70 céntimos), son deliciosos, y la gente los consume mientras pasea por la calle peatonal que va desde el río al centro, cerca de Santa Sofía, la vieja catedral rusa (de hacia 1935), que se conserva en una curiosa plaza, acosada por los "burger" americanos.
Esperemos que los helados, el paseo, la música y Santa Sofía resistan.


viernes, 8 de septiembre de 2017

Puente de versos



puente de versos     lo que a ti      me lleva
lluvia de tiempo   serenó    su paso
lavaron los recuerdos    solo      entonces
en el huerto     vacío     se sembraron

no se sabe qué sueños      imposibles
–algunos reales       otros inventados–
han terminado por llenar la casa
y el corazón mantienen ocupado

esto será     lo que recuerdo llaman
y recuerdo será     si está olvidado
y se puede llevar     como se guarda
la cosecha       de un sueño imaginario

lugar de encuentro     trazaré    en las noches
tus ojos      que me  miran      en mis brazos




[Las ilustraciones provienen todas de Harbin, China]

jueves, 7 de septiembre de 2017

Otra visita al Botánico de Helsinki

Prunus Maackii, con tronco cobrizo
Aproximadamente un mes después de nuestra primera visita al Botánico de Helsinki, hemos vuelto a dar una vuelta, porque sospechamos que crecimiento, floración y agostamiento van muy rápido en esta situación tan al norte. Y así era. La mayoría de las plantas de flor o la habían perdido o ya estaban camino del invierno, como todos los rosales, por ejemplo. De ese modo resplandecía mucho más lo que quedaba –bastante– y la arboleda, formada por abedules, alamos y olmos, pináceas, avellanos, arces de todo tipo, ejemplares espléndidos de hayas, fresnos, serbales.... y algún árbol que desconozco. 

También algunas curiosidades, como las bacterias tipo planta –de las que hay unas dos mil especies en Finlandia–, y una buena representación de las aromáticas, que aquí tienen forma, color y consistencia distinta: tienen más color y menos aroma, por ejemplo el heliotropo.
Me reconcilié con la cuestión de las fucsias, que están por todos lados, incluyendo barandillas de los restaurantes, incluso encontré una variedad –la de la foto– que no conocía.

Heliotropo


verbenaa


También nos llamaron la atención los "patos", una especie entre gaviota y pato, de vuelo rápido, de andares extraños y bandadas escandalosas, como se ve en las fotos.


Atardece muy lentamente. En nuestro camino de vuelta anduvimos por el centro de Helsinki y nos llamó la atención, todavía, las muchas lápidas de una de las plazas centrales, ajardinadas: eran todas de finales del siglo XVIII.


Planeamos una cena sencilla que no nos enredara demasiado, en el apartamento alquilado, y compramos fruta, pan, soja, queso fresco.... y una pasta rápida; pero las instrucciones de la pasta venían en finés, tan solo en finés. Javi le preguntó a Siri que si sabía fines, y salió por la tangente ("mira lo que me dices"), de manera que acudimos al traductor de google, que nos dijo, en resumidas cuentas, según íbamos tecleando, "que taparamos el agua con el pasaporte para un hervido y echáramos las consecuencias sin tapar". Nos reunimos para interpretar lo que había dicho Google y salió una pasta bastante buena. Menos mal. 



Las naranjas eran españolas, a unos tres euros el kilo, lo más barato, pues los kivis costaban a más de cinco y por una lechuga nos robaban el sueldo de un día. Pocos mercados había, muchas tiendas de vinos y licores. Hay que combatir el frío.