Cuaderno de pantalla que empezó a finales de marzo del año 2010, para hablar de poesía, y que luego se fue extendiendo a todo tipo de actividades y situaciones o bien conectadas (manuscritos, investigación, métrica, bibliotecas, archivos, autores...) o bien más alejadas (árboles, viajes, gentes...) Y finalmente, a todo, que para eso se crearon estos cuadernos.

Amigos, colegas, lectores con los que comparto el cuaderno

viernes, 30 de octubre de 2015

se asoma en silencio hacia el silencio

el pensamiento traza cada día
su gesto acogedor y mira lejos
elige con cuidado las palabras
y hasta a veces se atreve con los versos

luego descansa         lee           se acomoda
cuenta se da de que ha dejado un hueco
y hacia allá cada vez va nuevamente
y se asoma en silencio    hacia el silencio

se adentra poco  poco  en la penumbra
incansables las alas        del anhelo
para saber lo que no puede ver
y entender los rincones del desierto

no sirve para nada su tarea
muchas veces lo piensa el pensamiento

Esperanza Serrano, "Mariposa en el aire", exposición de Caligrafía en la BNE (octubre 2015)

jueves, 29 de octubre de 2015

China, documentación y experiencia


En el próximo número de la revista VOZ Y LETRA aparecerá la primera entrega de mi reseña o catálogo de los manuscritos sobre tema chino en la Biblioteca Nacional de España, que empezó por ser un trabajo lateral para doctorandos de nacionalidad china –la mitad de mi antiguo curso del máster era de alumnos chinos, y algún coreano– y terminó enredándome en cuestiones cada vez más complicadas, que conoce bien quien se haya sumido en este tipo de tareas. Lamentablemente, perdí a una de las personas que me ayudaba en la investigación inicial, de esa nacionalidad, y me tuve que plantear estudiar y aprender chino yo mismo. Y en esas estoy. 

En estos momentos preparo la segunda entrega, que completará la parte de manuscritos; pero los hijuelos nuevos se llaman: impresos, mapas, ilustraciones...., todo aquello que parecía o era accesorio o circunstancial en un primer momento y que, poco a poco, se fue convirtiendo en terreno muy interesante en el que había que entrar, explorar, conocer.... Yo son tres veces las que he viajado a China y he intentado experimentar directamente la sensación de ver y vivir lo que conocía por la historia y los documentos. Preparo, si todo va bien, dos nuevos viajes a dos zonas que todavía no conozco: la de Xiamen-Formosa o Taiwan, la de Mongolia (interior, como  dicen). Y he procurado conectar y hablar, primero, con el grupo de sinólogos catalanes; luego, con mis antiguos colegas de la UAM en el departamento de lenguas orientales, particularmente con Taciana Fisac.
El desarrollo de la investigación, que va ahora a mi paso, es decir, con el deleite de la lentitud y el "trabajo gustoso" (JRJ), me ha llevado a abrir tres nuevos cajones, que iré completando según vaya disminuyendo mi ignorancia: la recolecta de impresos, que ya he visto que será desmesurada y con ciertas dificultades, algunas tan simples como la de que no he encontrado más ejemplares de la Biblioteca Oriental de Vindel (circa 1910) que los de la biblioteca Museo de Madrid (Lazaro Galdiano); no están en la BNE, por ejemplo. O como la de no poder consultar el juego de antiguas tesis doctorales (una decena, que me interesen) de la Universidad Complutense, algunas de hace más de 20 años (¡y hay que pedir permiso al doctor chino!). Otro cajón, el de los mapas que van surgiendo. Y otro cajón, el de los grabados, dibujos, figuras, etc. 
La tarea es muy grande. A estas alturas uno hace, sin embargo, lo que puede, poco a poco. Y lo da a conocer cuando lo tiene medianamente ordenado.
He aquí uno de los primeros mapas impresos de China en el mundo occidental:


miércoles, 28 de octubre de 2015

Cataluña. Encaje de bolillos

Cataluña. Encaje de bolillos en tres tiempos.

Nuestro deber es pensar y hablar de los temas y asuntos que afectan a todos, aunque muchas veces –es, en parte, el caso– sepamos que son conversaciones alentadas por motivos ajenos al tema de la charla. Ahora se trata de la perorata de la presidenta del Parlamento catalán a quienes lo constituían, y de rebote a todos los restantes catalanes, españoles, europeos, etc.

1. Como era de temer, con un voceado algo confuso, la presidenta se ha erigido en grito de su propio grupo y ha dejado sentados, atónitos y confusos a la mitad de la cámara, que esperaban que fuera también "su" presidenta. Mal comienzo es, pero sobre todo signo es de la temible violencia contra las minorías, que es uno de los termómetros de los sistemas llamados "democráticos", que en este caso bien se ha visto que no lo es –"democrático"_ por mucho que se repita esa palabra. El respeto hacia los demás en todo aquello que el sistema social y político permita: integrar y acoger, no rechazar, no expulsar, no situar al margen. En Cataluña hay una decena, al menos, de sistemas ideológicos colectivos: cultura multinacional que se ha visto degradada en ese acto parlamentario.


2. En segundo lugar aparece la "República". En mi argumentación, extraigo lo que en mi facebook iba. Ahora se ha puesto de moda ser republicano, sobre todo en directa animadversión a todo lo que ha sido historia reciente, con argumentos que asoman por ahí, al menos, peregrinos. Yo lo soy, por cierto; pero no puedo acompañar a la parlamentaria catalana ni a otros muchos, no en su querencia, sino en su argumentación, porque no es monarquía versus república lo que se plantea a palo seco, ya que la dicha monarquía si es parlamentaria, constitucional y más o menos admitida no tiene nada que ver con lo que se quiere decir contraponiéndola a república. Tendríamos que invadir Inglaterra, Holanda, Suecia.... quién sabe si hasta Australia, para derrocar a los impostores. No digo que no se haga y podamos recuperar el Imperio, pero por ahora más vale que pensemos que a los sajones, flamencos, etc. les ha gustado mantener una pátina histórica –su tradición– de alguna manera y que en ese gesto tranquilo hacia el pasado han sabido insertar lo que ahora se llama "democracia", es decir, han insertado a la Monarquía en su constitución y la han bendecido con los votos. Es incorrecto, por tanto, oponer bonitamente "República a Monarquía"; me temo que detrás de esta oposición grosera –porque no se matiza– se esté maniobrando desde la ignorancia o desde la malicia. Una vez que he oído los muchos discursos de esta señora presidenta,  me temo que es desde la ignorancia. No se merece Cataluña tenerla como vocera de sus pretensiones. El "sus" anterior se refiere a los catalanes.

3. En tercer y último lugar está lo del cambio de perspectiva en la argumentación. Los catalanes tienen derecho a decidir su forma de gobierno y su destino. La frase parece intachable; pero el cambio de perspectiva es el siguiente: ¿hasta qué punto cualquiera de los individuos que anda por este país puede opinar, votar e intervenir en esa decisión? Ahí viene el encaje de bolillos, pues yo me apellido (materno) "Pou". ¿Puedo intervenir en el caso de Cataluña, pero no en el de Galicia, Asturias, país vasco (mi primer apellido es "Jauralde"), etc. ¿Yo puedo opinar sobre la independencia de Cartagena, Getafe, Gandía, la Costa del Sol, Ibiza....? Ahí es donde entra un nuevo concepto: la identidad. Quienes sientan que sustentan una identidad "diferente", basada en elementos objetivos (lengua, geografía, historia....) pueden opinar sobre su "independencia", en tanto que los otros no. Ya se ve que la discusión sobre la identidad, con tantos elementos que la pueden definir, es una tarea de sabios o, al menos, que se ha de hacer con sumo cuidado y respeto, para no dejar sin identidad al rumano de los barrios de Barcelona, al gitano de Tarragona, al andaluz de Gerona, al ilerdense de Sevilla... Es curioso, la identidad más señalada de este país es la de los andaluces y los gallegos, que, sin embargo, como no se han desarrollado económica y socialmente de la misma manera, se mantienen como amodorrados. Que nadie se asuste, "modorra" es sencillamente la peor hora de la noche para hacer una guardia, "adormecidos". 
La identidad se complementa con otro peligrosísimo concepto, aireado, las más de las veces, de modo inconsciente, sin atreverse a considerar su alcance. La independencia ha de servir para "vivir mejor". Nuestro turismo, nuestros embutidos, nuestro cava, nuestro mar, nuestras figuras eminentes (Granados, Albéniz, etc.) Vivir mejor tiene como contrapeso el segundo término de la comparación: "vivir mejor que en el Campo de Criptana, que en los Monegros, que los aceituneros altivos de Jaén, que los ganaderos gallegos, que los pescadores del País vasco, etc." ¿Qué pasaría si en todo este tinglado –encaje de bolillos– introdujéramos el viejo concepto de "lucha de clases", que ahora se disfraza con el de "desigualdad"?








martes, 27 de octubre de 2015

La excepción

un día uno se da cuenta      la vida
no tiene arreglo     todo esto resulta
un disparate   en un lugar extraño
ha debido ocurrir alguna mezcla

y nos han arrojado a ser así
a ocupar un fragmento de los tiempos
casi sin orden      de cualquier manera  
a la buena de dios     sin ton ni son

y así vamos perdidos de la cuna
al sepulcro   entre quejas     risas    voces
amenazados del silencio eterno
enamorados de cualquier instante

intuyendo que somos la excepción
de una constelación que se ha incendiado

domingo, 25 de octubre de 2015

Pasolini en la Casa de la Poesía


sábado, 24 de octubre de 2015

La Virgen de Murillo (Museo del Prado, Madrid)


La virgen de Murillo siempre esconde
los ojos; algo pasa       no se puede
hablar de luz a luz con su mirada
lo que ve no sabemos     lo que siente

la virgen de Murillo       
tan extraña
nunca posó para mi
rar de frente 
para que brillen y hablen sus pupilas
porque ama    porque sufre     porque duele 

no me gusta la virgen de murillo 
que allí en el cuadro    lejos     se mantiene 
como si no quisiera de nosotros 
nada    pálida    mustia    triste    inerte 

como virgen pondría yo a 小燕 
con su ojos rasgados    negros   hasta las sienes   



viernes, 23 de octubre de 2015

Disquisición para diestros sobre las uñas de la mano zurda


Para cortar las uñas de la mano
derecha habrá que habilitar la izquierda;
no se podrá evitar la extraña mueca
del rostro,    ni los gestos desusados;

podría incluso ser que el interfecto
hubiera de esconder tarea higiénica
para no provocar rechazo,      risa,  
quizá el miedo de quien no sepa aquello:

que se corta las uñas de la mano
derecha   con la zurda,     y que no es zurdo;
o que zurdo,   se está puliendo   la otra;
y por eso  anda a malas con sus gestos.

No seamos temerarios e imprudentes.
Gesticule cada uno a su sabor.


jueves, 22 de octubre de 2015

El Retiro de Madrid, paisajes de octubre










En octubre maduran los madroños
y pierde sus colores el Retiro;
amontonan las hojas y las barren
jardineros de verde y amarillo;

se alargan los paseos si los miras
embarrados       dorados y vacíos;
se callan las plazuelas si las cruzas
y se quedan pensando lo que han sido;

la cadencia de octubre va despacio,
viste un sol frágil   gris   humedecido;
la música arrugada a nuestro paso
asciende de las hojas del camino.

Hay cosas que no cambian con el tiempo;
me las traigo a pasear por el Retiro.












martes, 20 de octubre de 2015

Rábanos que se van de madre


A lo mejor se me cae la audiencia, que se había recuperado hasta volver a alcanzar unas 100 personas diarias....; pero no quiero que se me escape la temporada de los "rábanos", que está siendo magnífica, y que se venden –se desprecian, prácticamente– por menos de un euro dos manojos de los rábanos colorados grandes, no de los rabanitos. Aprovecharé el hueco que me va a permitir cumplir en el blog mañana con una entrada sesuda, sobre la catalogación de manuscritos e impresos de tema chino antiguo, para este quiebro hacia la madre naturaleza.

  

Vienen ahora, en otoño, los mediados, como se ve en la foto, y tienen hermosa aplicación en ensaladas ad hoc. Seguro que nunca se ha empleado el latinismo para los rábanos. En mi paso por la cocina francesa recuerdo que que untaban en mantequilla: era un modo fácil de comerlos, que no acababa por conferirles todo su sabor. Y seguro que "conferir" tampoco se ha empleado en el lenguaje de las recetas, que aquí cobra mucha dignidad, pues no en vano he sido catedrático de universidad durante mucho tiempo, y de Literatura, lo que no me reconocen ahora por ningún lado y sobre todo en la miserable pensión; tampoco en mi vieja universidad, adonde he acudido a pedir ayuda –mismamente al "defensor del universitario"– para que no me cobren siete euros diarios en el Museo del Prado, en donde estoy terminando un trabajillo sobre Alonso Cano y otros artistas, o para que no me etiqueten de "turista" cuando pido visado en la embajada china, y en consecuencia no me dejen viajar más que en periodos de un mes; o para que me dejen entrar –porfi– en bibliotecas y centros documentales, para hacer cosas sesudas; etc. Una desgracia, el abandono.
Se me van de las manos los rábanos, y es el caso que si se laminan escrupulosamente con lajas cada vez más finas, despreciando la parte acorchada, si la hubiera, y se entremezclan con lajas de igual grosor de un buen queso de sabor fuerte, sea de cualquier variedad de los azules, los münster o los manchegos añejos, sobre un un fondo de cebollas en juliana, preferentemente blancas o cebolletas, si así se hace –recupero ahora el ritmo culinario– se puede el conjunto mezclar y regar con una vinagreta de miel de romero y oliva virgen, generando un sabor de tonos contrastados que convierte a este plato en exquisito. Al final, alguna hierba (menta, albahaca, hierba Luisa...) cortada por arriba.
Mañana –no os preocupéis, queridos lectores– os voy a dar a conocer los primeros mapas que se dibujaron de China a comienzos del siglo XVI, tercera parte de mi catálogo en marcha sobre manuscritos e impresos antiguos de tema chino.



lunes, 19 de octubre de 2015

Dalias de octubre en el botánico de Madrid


Hay al menos dos zonas en el Botánico de Madrid con dalias, y un centenar aproximadamente de variedades, que alargan el color hasta estas fechas, mediados de octubre. Son formas y colores la mar de caprichosos; he elegido una veintena de muestras. 
Hubiera querido hacer lo mismo con las parras, situadas hacia el final, camino de la exposición de bonsáis de Felipe González; pero en su mayoría habían desaparecido o ni siquiera habían llegado a trepar. 
Vamos a decir adiós definitivo al verano de las flores con esta procesión de veinte dalias, con su coda en verso.





















CODA

Una peonía Barbolilla pide
y no queda esa flor en el Botánico,
matas de salvias solo y muchas dalias,
y el otoño de octubre en cada árbol.

Arrayanes    olivos     boj    acebos
las flores por las bayas han cambiado,
de los colores de la primavera
apenas guardan    verde   gris     dorado.

Después de pasëar por el jardín,
en el campo de dalias me he parado;
más dudo si escoger la dalia blanca,
quizá la anémona color nevado....

¿Con qué me sonreirá más Barbolilla
que tengo sus recuerdos extraviados?

Anémonas